5 Causas del acné del adulto en hombres y cómo tratarlo adecuadamente

Todos asociados el acné a la pubertad, a la preadolescencia, a la adolescencia e, incluso, a los adultos jóvenes. Por ello nos sorprendemos cuando, de repente, nos encontramos frente a una persona un poco más mayor con problemas de acné. Sin embargo, aunque es cierto que se trata de una afección inflamatoria de la piel […]

Todos asociados el acné a la pubertad, a la preadolescencia, a la adolescencia e, incluso, a los adultos jóvenes. Por ello nos sorprendemos cuando, de repente, nos encontramos frente a una persona un poco más mayor con problemas de acné. Sin embargo, aunque es cierto que se trata de una afección inflamatoria de la piel que, en la mayoría de las ocasiones, tiende a ocurrir durante la pubertad, lo cierto es que también puede afectar a los adultos, de manera que, a fin de cuentas, puede aparecer a prácticamente cualquier edad. De hecho, se estima que el acné es la octava enfermedad de la piel más común en todo el mundo, y la cantidad de personas que sufren de lo que se conoce como acné adulto ha aumentado de forma sorprendente en las últimas dos décadas. ¿Cuáles son sus causas y cómo podría tratarse?.

Causas del acné del adulto en hombres y cómo tratarlo adecuadamente

¿Qué es el acné del adulto y cuáles son sus causas?

Por lo general, el acné del adulto suele consistir en espinillas, puntos blancos o pústulas de pequeño tamaño. También puede incluir una forma de presentación algo más moderada, en el que aparece hinchazón, enrojecimiento, irritación y quistes profundos algo más extremos.

Como ocurre con el acné durante la adolescencia, en la raíz de cualquier problema de acné hay un poro obstruido. Los poros, que son la abertura que rodea cada folículo piloso, son una parte importante de la piel, ya que también albergan las glándulas sebáceas, las cuales secretan sebo (aceite) a través de los poros.

Y el sebo posee una función importantísima, dado que ayuda a mantener la piel protegida y suave. Sin embargo, cuando el exceso de grasa, la suciedad, las bacterias y las células muertas obstruyen el poro, puede terminar apareciendo un grano.

Fluctuaciones hormonales

Las fluctuaciones hormonales, como por ejemplo las fluctuaciones que ocurren antes del ciclo menstrual, suele ser una de las causas principales. Pero esto ocurre en la mujer, únicamente. ¿Y en el caso del hombre, cómo pueden influir las hormonas en la etapa adulta para la aparición del acné en una etapa en la que no se es un adolescente=.

Se sabe que los andrógenos (hormonas masculinas), como la testosterona, pueden aumentar la producción de sebo, y por lo tanto, desempeñar un papel fundamental en la aparición del acné en adultos.

No te pierdas: Granos en la espalda, por qué aparecen

El estrés

Como ya han demostrado algunos estudios científicos, se sabe que el estrés crónico puede desempeñar un papel importantísimo en distintos problemas de la piel, como por ejemplo es el caso del acné. En este sentido, se sospecha que el cortisol, una hormona, pueda ser la responsable de este vínculo.

Causas del acné en el hombre

Por ejemplo, cuando estamos estresados, nuestra glándula suprarrenal libera cortisol. Algún que otro experto ha llegado a señalar incluso que también puede producirse localmente en los folículos capilares, así como en diferentes tipos de células de la piel.

Así, cuando experimentamos estrés, en especial estrés crónico, el cortisol puede acabar causando problemas con distintos procesos corporales, incluyendo la piel. De esta manera, la investigación sugiere que puede acabar contribuyendo a la formación del acné, al crear un ambiente favorable para el acné inflamatorio fundamentalmente causado por la presencia de bacterias.

Contaminación

La contaminación del aire también puede convertirse en una causa relacionada. Aunque, es cierto, al menos por el momento los expertos no tienen del todo claro cómo la contaminación, entre la que nos encontramos con la suciedad y con la radiación UV del exterior, pueden acabar influyendo en la aparición del acné.

Obviamente, como es de imaginar, un exceso de suciedad y mugre en la cara puede aumentar las posibilidades de que los poros se obstruyan. Pero, según parece, se cree que la exposición al sol también puede causar acné, al secar la piel, lo que conduce a una producción excesiva de aceite en un esfuerzo natural por compensar esa falta de humedad.

Una limpieza muy frecuente o demasiado intensa

En la mayoría de los casos, se recomienda limpiarnos el rostro al menos dos veces al día con la ayuda de un limpiador suave. Y en caso de tener la piel especialmente seca o sensible, al menos una vez por día.

Sin embargo, se sabe que el exceso de limpieza, o hacerla de forma intensa, puede acabar dañando la piel, y empeorar el acné en caso de que ya exista. Por tanto, se recomienda evitar exfoliarse el rostro con demasiada frecuencia, y con productos que pueden ser demasiado fuertes para dañar la piel.

También te puede interesar