Cómo cuidar la tela de los vaqueros para evitar que se gasten

Cuando llega el momento de lavar los vaqueros (o jeans), es posible mantener su aspecto, lo que permite no solo mantenerlos en buen estado, sino que cuidándolos debidamente podemos conseguir que duren más tiempo. Esto es aún más importante si cabe si, sobre todo, hemos invertido algo de dinero en unos vaqueros de cierta calidad, por lo que es evidente que lo menos que queremos, sobre todo si los utilizamos regularmente, es que se estropeen apenas pasados unos meses. De hecho, es probable que tengas un par de vaqueros favoritos, que esperas y deseas enormemente que te duren muchísimo tiempo. Pero lo cierto es que con tantos mitos que rodean el cuidado de los vaqueros, ¿cuál es realmente la mejor manera de mantenerlos en buen estado, y cuidarlos para que duren el máximo tiempo posible?.

Cómo cuidar la tela de los vaqueros para evitar que se gasten

Lávalos menos

A la hora de mantenerlos en forma y de evitar demasiado el conocido como efecto “rebote”, lo más adecuado es intentar lavarlos una vez de cada 10 como máximo, o incluso dejarlos un poco más de tiempo. Es decir, lavarlos una vez cada diez veces que te los pongas.

Puedes utilizar un paño húmedo o un cepillo de dientes viejo con un poco de jabón suave, útil a la hora de eliminar las pequeñas manchas (en lugar de lavar el vaquero entero).

Si observas algunas líneas y arrugas en tus vaqueros, con un diseño específico y personal para ti, se trata de una apariencia única, que proviene de utilizar los vaqueros durante largos períodos sin haberlos lavado. Es una opción única y excelente, siempre y cuando, claro está, los jeans no huelan un poco raro o se vean demasiado sucios.

Antes de lavarlos dales la vuelta

Independientemente de que nuestros vaqueros sean nuevos o viejos, lo más recomendable es ponerlos del revés antes de colocarlos en la lavadora.

Esto es sumamente útil a la hora de minimizar la abrasión que al final termina causando la temida decoloración, además del desgaste, el cual suele surgir a lo largo de los dobladillos, en los bordes, en la cintura y en los bolsillos.

Por otro lado, es importantísimo cerrar las cremalleras y abrochar tanto los botones como los broches. Esto ayudará a la hora de mantener los vaqueros en forma. Y, sobre todo, evitará que se enganchen con cualquier otra ropa que hayamos puesto en la lavadora.

¿Y en el caso de vaqueros rasgados con dobladillos o agujeros deshilachados? En este caso lo mejor es sujetar las aberturas o los bordes con la ayuda de un clip especialmente diseñado para mantener los calcetines juntos durante el proceso de lavado, también pueden ayudar a evitar que los vaqueros acaben por deshilacharse más de lo que deseas.

Tampoco podríamos olvidarnos del detergente. ¿Lo mejor? Utilizar uno que haya sido diseñado con el fin de preservar los colores de la ropa, ya que contienen una serie de ingredientes útiles para ayudar a que las telas retengan el tinte, desactivando el efecto del cloro en el agua (que puede, de hecho, acabar por desvanecer los colores).

Consejos para que los jeans te duren más

Evita las secadoras

Quizá pienses que las secadoras son la mejor opción a la hora de que la ropa se seque rápidamente. Pero, aunque no lo creas, las secadoras son el enemigo natural de los vaqueros.

Lo mejor, por tanto, es intentar colgarlos siempre al sol para que se sequen de manera natural. Esto ayudará a evitar posibles contracciones o deformaciones que pueden acabar afectando a la tela de forma tremendamente negativa.

Y si los cuelgas en un espacio con sombra, volverlos del revés ayudará a evitar la decoloración, y a que los bolsillos acaben enormemente empapados.

Lávalos siempre en frío

Si tus vaqueros te encantan por su color, el agua fría es el mejor aliado, ya que ayuda a mantener ese color que tanto te gusta. El lavado con agua fría, de hecho, los protege no solo contra la decoloración, sino de la incómoda contracción.

Además, aún cuando los laves en frío, una opción mejor es darles la vuelta y colgarlos en un espacio a la sombra. Evitará, como ya te hemos comentado, tanto la decoloración como que los bolsillos acaben incómodamente empapados.

También te puede interesar