Cómo vestirte para una reunión de negocios

El estilo es un lenguaje: la ropa que utilizas cada día dice mucho sobre ti, antes de abrir la boca y hablar con todo aquel que te rodea, incluso antes de que verdaderamente llegues a intercambiar palabras o no. Con tu ropa ayudas a que los demás se formen una imagen sobre ti. Así, la investigación ha demostrado de forma concluyente que la forma cómo te vistes no solo cambia la forma como te puedes sentir contigo mismo, también la forma en que otros interactúan contigo. ¿Qué ropa escoger para una importante reunión de negocios? ¿Qué vestimenta es la más adecuada?.

Consejos para vestirte en una reunión de negocios

Evidentemente, lo que desees que la ropa “diga” sobre ti depende de la situación y de la impresión que desees causar. Por ejemplo, a veces simplemente deseas que la ropa ayude a transmitir tu propia personalidad. En otras ocasiones quieres que la ropa cree un cierto efecto, quizás para darte ventaja, de manera que escoges tu ropa de manera estratégica.

Uno de esos momentos de vital importancia es cuando te encuentras en un entorno de negociación, cuando te encuentras en una situación en la que necesitas unir las dos partes: proyectar cierta confiabilidad y, además, aportar confianza en tu propio juicio.

La clave, como manifiestan muchos expertos, está en tratar de lucir excelente, pero sin parecer llamativo.

Algunos consejos útiles sobre cómo vestir en una reunión de negocios

  • Siempre que sea posible, utiliza un traje. Para entornos de elevada formalidad, lo más adecuado es escoger un traje de negocios de color oscuro, ya sea un azul marino o gris carbón. Sin embargo, cuando el lugar no es lo suficientemente serio, pero sí formal, puedes optar por usar un traje algo más ligero, como un gris a cuadros.
  • Si el entorno es absolutamente informal para un traje. En este caso lo mejor es utilizar una buena chaqueta deportiva y una camisa con cuello y pantalones. Debes evitar, eso sí, los jeans azules y las camisas sin cuello.
  • ¿Qué ocurre con las corbatas?. Las corbatas son algo así como un elemento claramente serio y de negocios, que habitualmente tiende a indicar que “estás aquí por negocios más oficiales o serios”. Por tanto, utilízalas a menos que el escenario, aunque de negocios, pueda ser tan informar como para que se vea profundamente fuera de lugar.
  • Utiliza elementos externos de calidad. No solo en la ropa está la imagen (y la apariencia que damos), también se consigue con la elección de unas piezas o elementos externos de calidad, o accesorios que nos ayudan a combinar nuestro atuendo. Si utilizas maletín, éste debe ser simple pero de primera categoría, evitando usar mochilas o bolsas de viaje. Además, un abrigo, una bufanda o un paraguas de calidad te ayudará a mejorar la imagen si hace frío y/o está lloviendo.

Ten en cuenta que los trajes oscuros transmiten autoridad, de ahí que sea mucho más adecuado utilizar tonos como el gris, el negro o el color azul marino.

Hombre: Consejos para ropas de negocios

Si quieres parecer serio y además confiable…

No hay duda que las personas involucradas en una negociación están buscando a alguien en quien pueden confiar. Por lo tanto, debes vestirte de tal forma que consigas proyectar tranquilidad, lo que a su vez tranquilizará inconscientemente a todas aquellas personas de que tus juicios son absolutamente sólidos. Toma nota:

  • Utiliza un traje o chaqueta más suave. Los contornos más agudos y planos no son muy adecuados, ya que tienden a inquietar a muchas personas. Utiliza un traje o una chaqueta que tenga un corte ligeramente más suave.
  • Usa telas con un poco de textura. Puede ser adecuado usar lanas de franela y de tweed, que pueden ayudar a que la prenda se tienda a ver más suave.
  • Cuidado con los zapatos: Aunque solemos olvidarnos mucho de ellos, lo cierto es que los zapatos deben estar siempre impecables, perfectamente limpios y brillantes.

Calzado para ropas de negocios

Otros consejos especialmente útiles

Aunque todo depende del tipo de reunión, preferentemente el hombre debe usar trajes en colores neutros, con tonos marrones, grises o azul marino. Es fundamental utilizar pantalón y chaqueta. A pesar de que el chaleco suele ser útil, ya casi prácticamente no se utiliza.

Si prefieres usar corbata lo más adecuado es que siempre sea de sea, con un nudo bien centrado y con el botón de la camisa abrochado.

Respecto a la camisa, ésta debe ser de manga larga, con puños dobles para el uso de los gemelos. Respecto al cuello, el cuello de la camisa inglés es el que tiende a ofrecer una mayor elegancia.

Aunque los accesorios pueden ser especialmente útiles, no debemos abusar de las joyas o los complementos.

También te puede interesar