Escrito por

Granos en la espalda: Por qué salen y cómo eliminarlos

Hoy vamos a hablar de granos en la espalda. En concreto, por qué salen y cómo eliminarlos. Y es que lo que hasta el siglo pasado era algo habitual y normal, ahora se ha convertido en un problema estético importante. Para bien o para mal, nos cuidamos mucho más que antes, y esto incluye tratar de eliminar todo tipo de impurezas de nuestro cuerpo. Y los granos en la espalda, son de las más grandes que podemos encontrar en el cuerpo.

Y es que los granos en la espalda pueden llegar a echar por tierra el duro trabajo de gimnasio y dieta de cualquiera. Meses y años de entrenamiento y cuidados, para que unos granos te hagan la vida imposible. No es broma. Los granos en la espalda o en cualquier zona del cuerpo, pueden suponer un mazazo emocional importante en la autoestima de cualquier persona. Por tal motivo, hoy te hablamos de granos en la espalda: por qué salen y cómo eliminarlos

¿Por qué salen granos en la espalda?

La pregunta que todo el que los tiene se hace: ¿por qué salen granos en la espalda? Los motivos son muchos y variados. Es más, en cada persona se pueden juntar varias causas de por qué salen granos en la espalda. Lo peor, en estos casos, es que los granos acumulan y pueden llegar a ocupar gran parte de la espalda. Un problema serio, pues suelen tener un tamaño mayor que en otras zonas y también acostumbran a ser bastante dolorosos.

¿Por qué salen granos en la espalda? Por estas razones:

  • Higiene cuestionable – Tan sencillo como que quien no tiene una rutina de higiene diaria, es más propenso a que le salgan granos. Es más, una vez te hayan salido, al menos en la época de verano y más calor, los especialistas recomiendan ducharse dos veces cada día. Especialmente importante será la ducha de por la noche, para quitar la suciedad acumulada durante el día. La otra ducha puede ser por la mañana o a media mañana.
  • Hormonas alteradas – Contra las hormonas, poco se puede hacer. Por un lado, si es cosa de crecimiento, cambio y, en definitiva, la pubertad, los granos son casi innegociables. Si es por un medicamento con alta carga de hormonas, tampoco podremos hacer demasiado, toda vez que éste tendrá una finalidad.
  • Sudar, sudar, sudar y volver a sudar, y sudar, y sudar… – Si eres de los que sudan demasiado, tienes un problema. Al final, la espalda es una zona en la que se acumula gran parte del sudor. La solución pasa por llevar ropa transpirable o, en casos extremos, pinchazos de bótox para limitar la sudoración.
  • Dicen que tienes grasa en la piel – Otro problema con complicada solución. Quienes tienen la piel seborreica, generan la grasa que favorece la aparición de granos en la espalda y en zonas del cuerpo donde no sabías, siquiera, que podían salir granos. En algunas ocasiones, perder algo de peso ayuda a reducir la grasa en la piel.
  • La alergia de vivir – Los granos de acné y los de reacciones alérgicas se distinguen fácilmente por su tamaño. No obstante, no dejan de ser granos y hay que tenerlos en cuenta. Si se te llena la espalda de granos, puede que hayas tomado algo en mal estado o que tu cuerpo haya reaccionado a algo. Lo mejor es ir al médico en cuanto puedas.
  • Ventilando que es gerundio – La ropa barata tiene consecuencias fatales para nuestro cuerpo en muchas ocasiones. La falta de ventilación es una de ellas y ésta puede derivar en que te salgan granos, hongos y estalactitas en la espalda.
  • Si no eres Gazpacho, eres Mochilo – Sí, las mochilas y bandoleras son geniales, pero hacen que tu espalda no ventile y volvemos al punto anterior. Mejor tira de bolsa de viaje o bandolera.
  • ¿Usas cremas? Cuidado – Si eres propenso a que te salgan granos, debes buscar cremas, geles, champús, cosméticos y todo lo que puedas, con ph neutro. Así evitarás que la grasa que por lo general llevan estos productos, se quede en tu piel, obstruya los poros y te regale un puñado de granos en plena campaña de natación.

¿Cómo eliminar granos en la espalda?

Obviamente, ya sabemos cómo salen los granos, ahora vamos a ver cómo eliminar los granos de la espalda. Lo peor de que salgan en esta zona, es la imposibilidad de verlos con normalidad. Por mucho espejo que usemos, no es lo mismo que verlos cara a cara. Aunque, en algunos casos, casi mejor. Algunos granos alcanzan tal tamaño, que parece fueran a contestar a su dueño.

Aquí te dejamos varios consejos de cómo eliminar granos en la espalda:

  • Bebe y bebe y vuelve a beber – La ingesta de líquidos es clave para que los granos vayan desapareciendo. Si de paso, evitar comidas grasas y que retengan líquidos, matarás dos pájaros de un tiro. Cuando hablamos de líquidos, obviamente, nos referimos a agua. Un batido de chocolate no te va a ayudar demasiado.
  • Muda limpia – Si tú te duchas dos veces al día, y resulta que siempre te pones la misma ropa, no vamos a ningún sitio. Cada vez que uses una prenda, sobre todo para el cuerpo, a lavar. Mucha lavadora y mucha plancha, pero debes elegir entre eso y granos en la espalda.
  • El algodón no engaña – Los materiales de calidad compensan cuando hablamos de ropa. Sí, es algo más caro, pero no te tienes que arruinar. Hay firmas más que asequibles con ropa de algodón y de calidad que te ayudará a mejorar el estado y aspecto de tu espalda.
  • Modo comando on – La mejor forma de ventilar la espalda, es dejarla al aire. Siempre que puedas, camiseta fuera y espalda sin apoyar para que los granos se sequen y los poros se abran.
  • Cuidado con lo que te echas – Ya lo hemos dicho, todo lo que toque tu espalda, debe tener ph neutro. Desde el gel con el que la lavas, al champú que cae por ella desde la cabeza. No sólo previenen la aparición de granos, sino que te curarán los que ya están. Este consejo se aplica también al contrario. Nada de cremas raras, si no sabes con certeza de donde viene.
  • La exfoliación va a llegar – Ya sea con crema exfoliante, con un guante especial o una esponja, debes exfoliar (que alguien te ayude, si no quieres romperte el brazo) una vez al día. Así consigues retirar las células muertas y abres los poros, complicado su taponamiento y generación de más granos.
  • Agua caliente, granos helados – El agua caliente y el vapor que genera, hace que los poros se abran por sí solos. Es más, muchos granos, aunque no lo veamos, se caen solos al quedar expuestos con el poro abierto.
  • Dermatólogo – El último consejo es el primero que debes tomar: en cuanto veas un patrón en los granos que te salen, consulta a un especialista y que vea su procedencia.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos
Redirigiendo a: Adidas Originals Munchen 2012 en
3s