Jabón de aroma masculino para hacer en casa: receta con especias

Desde el momento en el que descubres algunas de las principales ventajas de utilizar un jabón casero, lo más probable es que a partir de ese instante nunca dejes de hacerlo. Es una opción inigualable, no solo por el hecho de utilizar ingredientes en su mayoría naturales, sino porque puedes hacerlo por ti mismo en […]

Desde el momento en el que descubres algunas de las principales ventajas de utilizar un jabón casero, lo más probable es que a partir de ese instante nunca dejes de hacerlo. Es una opción inigualable, no solo por el hecho de utilizar ingredientes en su mayoría naturales, sino porque puedes hacerlo por ti mismo en casa. Además, una vez pruebas cómo es y en qué consiste su elaboración, descubres que la fabricación de jabones tiende a ser bastante adictiva. Existen, de hecho, innumerables recetas y opciones útiles para personalizar el jabón de forma completa, útiles para satisfacer nuestras necesidades, gustos y deseos.

En este sentido, por ejemplo, es perfectamente posible hacer un jabón con olor o aroma masculino, ideal sobre todo si no te entusiasma tanto los jabones caseros que puedes encontrar en el supermercado (con fragancias muchísimo más suaves y delicadas). ¿Te animas a elaborar algunas recetas con nosotros?.

Maravilloso jabón masculino

La ayuda de la lejía

Antes de proceder a ofrecerte algunas de las recetas más útiles e interesantes, debemos tener en cuenta que la lejía se convierte en una parte esencial en la ecuación de fabricación del jabón, dado que éste es, en definitiva, el resultado de una reacción química entre la lejía (la cual ha sido activada por la presencia de agua), y un aceite o grasa animal. Es un proceso químico conocido con el nombre de saponificación.

De hecho, en la mayoría de las ocasiones no es posible hacer nuestro jabón desde cero sin lejía. Pero si te preocupa usarla, la realidad es que, con una receta bien calculada y planificada, en realidad no quedará absolutamente nada de lejía en el producto final.

Eso sí, es necesario tener en cuenta algunas precauciones de seguridad antes de ponernos manos a la obra. Y, básicamente, a continuación te resumimos algunas de las más importantes:

  • Si tienes hijos en casa, lo mejor cuando vas a trabajar con lejía es esperar a que no estén en casa o se encuentren durmiendo para poder manejarla sin distracciones. De hecho, debe ser usada siempre cuando ellos no estén cerca.
  • Utiliza, siempre, siempre, gafas protectoras y guantes de goma, además de camisetas que se cubran los brazos (esto es, de manga larga).
  • Es fundamental que tengas un espacio de trabajo limpio.
  • Mezcla siempre la lejía en una zona con buena ventilación. Por ejemplo, puedes hacerlo en tu terraza o en un patio trasero.
  • Siempre agrega la lejía al agua, y nunca al revés.

Ingredientes útiles para hacer nuestro jabón masculino

Como te hemos mencionado anteriormente, existen en realidad una enorme variedad de ingredientes que podemos utilizar a la hora de elaborar nuestro jabón. Pero, en esta ocasión, hemos escogido algunos que no solo poseen capacidad hidratante, sino que te ofrecerán muchísima espuma a la hora de bañarte:

  • Sebo (grasa animal)
  • Aceite de oliva
  • Aceite de ricino
  • Aceite de coco
  • Cera de abejas
  • Aceites esenciales: aceites esenciales de canela, naranja, pachulí y clavo.

¿Y qué cualidades nos ofrecen estos ingredientes cuando nos aplicamos el jabón por nuestra piel?:

Aceite de oliva. Es un ingrediente clásico del jabón. Ayuda a que la barra de jabón tenga una textura algo más suave. Además, destaca por ser muy hidratante.

Aceite de coco. Proporciona una espuma maravillosa. Además, es igualmente hidratante.

Aceite de ricino. Es ideal utilizarlo en cualquier receta de jabón cuando uses aceite de coco, ya que ayuda a estabilizar la espuma producida por el aceite de coco.

Cera de abejas. Aporta cierta dulzura a nuestra barra de jabón.

Aceites esenciales. Selección libre que aportarán el aroma deseado al jabón. En esta ocasión hemos escogido para nuestro jabón un aroma mucho más especiado, ideal para hombres.

kaffir lime bergamot soap shampoo in bottle

Suministros necesarios para hacer jabón

Lo mejor es intentar evitar no usar los utensilios de cocina, y si piensas hacer jabón de vez en cuando, optar por tenerlos de forma individual, para no usarlos nunca después en la cocina:

  • Recipiente grande de plástico de alta calidad para mezclar lejía y agua.
  • Un segundo recipiente de plástico de alta calidad desechable para medir la lejía.
  • Olla de cocción lenta para calentar los aceites.
  • Pequeño recipiente de cristal para medir los aceites esenciales.
  • Termómetro infrarrojo digital.
  • Moldes para jabón.
  • Licuadora de inmersión.
  • Cuchara para mezclar la lejía.
  • Espátula.
  • Guantes protectores y gafas.
  • Vinagre (para la limpieza final).

Entonces, ¿Cómo hacer mi jabón masculino? Receta de nuestro jabón especiado para hombres

Receta de jabon masculino

Ingredientes:

  • 340 gr de aceite de oliva
  • 127 gr. de aceite de coco
  • 56 gr de aceite de ricino
  • 42 gr de cera de abejas
  • 309 gr de agua destilada
  • 124 gr de lejía
  • 42 gr de aceite esencial de naranja
  • 11 gr de aceite esencial de pachulí
  • 22 gotas de aceite esencial de canela
  • 15 gotas de aceite esencial de clavo

Preparación:

  1. Empezaremos preparando nuestro molde. Para ello, si por ejemplo estás usando un molde de madera, debes forrarlo con papel encerado (lo ideal, sobre todo por comodidad, es optar por moldes de silicona).
  2. Utilizando tu equipo de protección, coloca el recipiente en la báscula. Vierte agua destilada en el frasco. Resérvalo.
  3. Coloca el segundo frasco en la báscula. Utilizando el equipo de protección, vierte con sumo cuidado la lejía en el recipiente. Lleva los dos recipientes y la cuchara fuera de casa. Con cuidado vierte lentamente la lejía en el agua. Agita bien la mezcla. Se pondrá bastante caliente, así que ten cuidado. Luego deja que la mezcla repose y se enfríe unos 100 grados.
  4. Mientras la lejía se enfría, mide todos los ingredientes excepto los aceites esenciales. Y ponlos a calentar en una olla de cocción lenta. La cera de abejas tardará más en derretirse, pero cuando lo haga, retira los aceites del fuego y deja que se enfríen hasta los 100 grados. Con la ayuda de un termómetro infrarrojo controla cada 5 a 10 minutos la temperatura. Lo ideal es que el agua de la lejía y los aceites estén alrededor de 100 grados.
  5. Cuando las temperaturas coincidan, vierte lentamente la lejía/agua en los aceites. Con la ayuda de una licuadora de inmersión mezcla un poco. Debe ser ligeramente espeso, similar a la masa de un pastel.
  6. Si vas a utilizar aceites esenciales, ahora es el momento ideal para añadirlos.
  7. Mezcla los aceites esenciales con la ayuda de la licuadora.
  8. Vierte la masa de jabón en nuestros moldes de silicona. Coloca luego una caja de cartón sobre el jabón, y cubre con una toalla. Deja reposar durante 24 horas. Luego puedes desmoldar el jabón y cortarlo.
  9. Finalmente, coloca las barras en una zona seca con un poco de espacio entre ellas, y deja que reposen durante 4 a 6 semanas.

También te puede interesar