Escrito por

Prevenir el sangrado de encías de forma natural

Nuestra higiene dental habla más por nosotros mismos que la ropa que lleguemos a usar, nuestra boca es nuestra señal de identidad. Mantener unas encías sanas no es una opción, debe ser una obligación, por ello hoy os daremos las claves para lograrlo de una manera sencilla y natural.

Ya no nos resulta extraño ir a hacer la compra y encontrarnos yogures bio, productos de limpieza sin aerosoles nocivos para el medio ambiente, e incluso, envases especiales para facilitar el reciclado… Porque los productos naturales los podemos encontrar en todas partes. 

Comenzamos a cuidarnos mucho más y por ello la demanda de productos más ‘sanos’ aumenta, aunque no deja de resultar curioso que muchos de nosotros a pesar de cuidarnos más, no prestemos la suficiente atención a determinadas señales que nos hace nuestro organismo. Una de estas señales bien podría ser el sangrado de encías; una situación anormal en nuestra boca, a la que por lo general, no prestamos la atención adecuada.

Existe un dentífrico natural que ha sido creado con el fin de cuidar de nuestra boca, es la pasta Parodontax® de GlaxoSmithKline cuyos componentes ofrecen multitud de cualidades beneficiosas para los dientes.

Está compuesto por un 70% de ingredientes activos, en su mayor parte  bicarbonato sódico, un componente ideal que ayuda a eliminar la placa bacteriana responsable del sangrado. El bicarbonato, a su vez, es el responsable de su sabor, diferente al de cualquier pasta de dientes, así como de su sensación de frescor y limpieza tras el cepillado. Un correcto cepillado con Parodontax® aumenta en un 20% la eliminación de la placa frente a otras pastas con carbonato cálcico y extractos de plantas. Además de esta sal, Parodontax® está formulado con distintos extractos de plantas que colaboran a mejorar la salud de la encía:

  • Mirra: detiene el sangrado e inhibe el crecimiento de bacterias.
  • Camomila: inhibe el crecimiento de bacterias y sedante.
  • Ratamina: es astringente y evita la formación de hongos.
  • Salvia: reduce la inflamación y combate el mal aliento.
  • Menta: antibacteriana, antiinflamatoria, anestésica y refrescante.

Debemos comenzar a dar tanta importancia al momento de escoger la pasta adecuada como la manera en que nos cepillamos los dientes:

  • Asegúrate de cepillarte los dientes a fondo durante al menos dos minutos, tras cada comida.
  • Cepíllate con un ángulo de 45º con las encías, lo que ayudara a limpiar bien el margen de la encía. Hazlo con un movimiento circular o elíptico. Utiliza la seda dental con regularidad para controlar la acumulación de placa en esa zona.
  • Cepilla la superficie exterior de cada diente, superior e inferior, manteniendo las cerdas contra la línea de la encía.
  • Para limpiar las superficies interiores de los dientes delanteros, inclina el cepillo verticalmente y haz algunos movimientos circulares pequeños con la parte delantera del cepillo.
  • Cepilla las superficies de masticación de los dientes.
  • Cepilla suavemente la lengua, eliminará bacterias y hará que su aliento sea más fresco.

Si lo que buscamos es un resulado óptimo para el cuidado de nuestras encías, es recomendable que no descuides las áreas interdentales. Lo más aconsejable es utilizar seda dental o cepillos interdentales. Asimismo, es conveniente emplear diariamente un colutorio cada vez que te laves los dientes. Esto te ayudará a tener una buena salud de sus encías, y recuerda, unas encías sanas no sangran.

3s