Sérums y sueros de vitamina C: guía de uso completa

Te preocupa el cuidado de tu piel, y tiendes a utilizar, más o menos cada día, algunos productos y remedios útiles que pueden ser de enorme utilidad a la hora de mantener la salud de la piel en las mejores condiciones. Si es así, es bastante probable que ya te hayas percatado de la enorme […]

Te preocupa el cuidado de tu piel, y tiendes a utilizar, más o menos cada día, algunos productos y remedios útiles que pueden ser de enorme utilidad a la hora de mantener la salud de la piel en las mejores condiciones. Si es así, es bastante probable que ya te hayas percatado de la enorme popularidad que los sérums o sueros de vitamina C han conseguido tener en los últimos años, debido principalmente a las cualidades antioxidantes de esta vitamina. Pero ¿qué es y en qué consiste exactamente un sérum o suero a base de vitamina C? ¿Qué es lo que contiene realmente? Y, sobre todo, ¿cuándo es aconsejable utilizarlo, y cómo usarlo y aplicarlo sobre la piel?. Te proponemos en esta ocasión una guía de uso completa que te ayudará en pocos minutos a resolver todas las dudas que puedas tener en este sentido.

Sérums y sueros de vitamina C

¿Qué es exactamente un suero o sérum de vitamina C? ¿Qué contiene?

Como puedes imaginar, un suero o sérum de vitamina C consiste fundamental y precisamente en eso: un producto concebido para el cuidado de la piel repleto de vitamina C, una vitamina esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo, y que además ha demostrado ser tremendamente útil, e indispensable, para el mantenimiento de nuestra piel (así como para cuidarla).

Posee una consistencia líquida o de gel, y para disfrutar de sus diferentes cualidades se debe aplicar tópicamente sobre la piel.

Puede encontrarse fácilmente en los lugares donde normalmente compras productos para el cuidado de la piel, ya sea en tiendas de belleza, en grandes almacenes o incluso en algunas farmacias.

Además, es posible que en el envase del paquete encuentres algunas cualidades como “refuerzo de colágeno” o “reafirmante”. Si es así, es aconsejable aprovechar esos beneficios, ya que se convierten en algunas de las principales razones para incorporar un suero de vitamina C a tu rutina de cuidado de la piel.

No te pierdas: Las mejores cremas hidratantes para los hombres

¿Qué beneficios ofrece su uso regular?

Efectivamente, es posible obtener vitamina C a través de los alimentos, en especial determinadas frutas (como el limón, naranja, fresas, melón y piña) o en algunas verduras y vegetales (como las coles de Bruselas o el brócoli). De hecho, se convierte en un nutriente ciertamente indispensable para el desarrollo y el crecimiento, desempeñar un papel importante tanto en la formación como en la reparación del tejido corporal, y también actúa como un maravilloso antioxidante natural, reduciendo la presencia -y la acción negativa- de los radicales libres.

Por otro lado, la vitamina C también se encuentra naturalmente presente en la piel, donde de hecho ayuda a promover los niveles tanto de antioxidantes como de colágeno. Además, también protege la piel contra los daños provocados por la acción de los rayos UV.

Sueros con vitamina C

Pero como opinan muchos expertos, desafortunadamente no basta con comer más naranjas, limones o melones. Esto es debido fundamentalmente a que la epidermis, la capa más externa de la piel, no tiene vasos sanguíneos para enviar nutrientes a las células de la piel. Sin embargo, la vitamina C sí puede ser aplicada por vía tópica, y es precisamente aquí donde entran los sueros o sérums de vitamina C.

Entre otros aspectos, la vitamina C ayuda a neutralizar los radicales libres, a la vez que mejora el envejecimiento natural de la piel. Pero sus cualidades no quedan aquí, puesto que también puede mejorar la síntesis del colágeno y de la elastina, lo que al final de traduce en una mejora en la apariencia de las arrugas y de las líneas finas de expresión.

Sus cualidades no quedan aquí, puesto que también reduce la inflamación, por lo que ofrece una exfoliación natural y leve, y además es útil para aclarar la piel.

Cómo usar un suero de vitamina C

En realidad disfrutar de los beneficios del sérum de vitamina C sobre la piel es sumamente sencillo y fácil. Tan solo es necesario aplicarse unas gotas de suero en la cara después de lavarla y secarla.

Los expertos en este sentido aconsejan llevarlo a cabo todas las mañanas, durante absolutamente todos los días del año. De hecho, tiene algunos beneficios con la exposición al sol, por lo que puede ser útil aplicar este sérum por la mañana como primera capa de protección.

Por otro lado, también una buena conservación es imprescindible para mantener al máximo sus diferentes beneficios y propiedades. Se recomienda mantenerlo en un lugar fresco y oscuro, y desecharlo después de 6 meses de que haya sido abierto.

También te puede interesar