Vaqueros desgastados: qué hacer para darles más color

¿Hay algo más clásico que un par de vaqueros o jeans? Si bien es cierto que el azul puede dominar el espectro de colores en esta prenda de vestir tan clásica, es posible optar por otras tonalidades con las que agregar un poco de color en función de la temporada en la que nos encontremos. […]

¿Hay algo más clásico que un par de vaqueros o jeans? Si bien es cierto que el azul puede dominar el espectro de colores en esta prenda de vestir tan clásica, es posible optar por otras tonalidades con las que agregar un poco de color en función de la temporada en la que nos encontremos. Sin embargo, no hay nada peor cuando descubrimos que, nuestros amados vaqueros, empiezan a mostrar algunas señales que podrían indicar que, quizás, es el momento de cambiarlos. Es lo que ocurre, por ejemplo, con los vaqueros desgastados. Por tanto, ¿qué podemos hacer a la hora de cuidar su color, y evitar que se desgasten rápidamente?.

Vaqueros desgastados

A menudo que utilizamos cualquier ropa, con el paso del tiempo es normal que tiendan a perder el encanto que tenía cuando nos las pusimos por primera vez. Quizá se hayan dañado o desgastado. O tal vez han terminado por volverse tan familiares colgados en el armario que acabamos incluso por no verlos en nuestro día a día, de manera que acabamos por obviarlos. Esto es aún más común cuando nuestro armario se encuentra lleno de ropa.

Como ocurre en definitiva con cualquier prenda de vestir, a medida que pasa el tiempo los jeans o vaqueros pueden dañarse. Y no solo pueden verse desgastados. También pueden surgir agujeros en lugares verdaderamente incómodos (como por ejemplo la entrepierna), el botón o la cremallera pueden acabar desprendiéndose… o incluso determinadas manchas pueden terminar perjudicando enormemente la tela.

¿Por qué se desgastan los vaqueros?

El proceso de lavado

Son varias las causas que, de manera directa, pueden acabar influyendo en el desgaste de nuestros preciosos y delicados vaqueros. ¿El más común? El uso de la lavadora. Y es que la lavadora, con el paso del tiempo, no solo tiende a modificar el color tanto de la tela de los vaqueros como de la fibra.

También, el movimiento constante de la máquina durante el proceso común de lavado, puede hacer que el tejido termine por gastarse.

La solución es, en realidad, sencilla: lavar nosotros mismos los vaqueros a mano, y, sobre todo, con agua fría. Además, también es imprescindible utilizar un detergente que sea más respetuoso con la tela, y que ayude en definitiva a mantener el color.

Aún cuando lo hagamos a mano, también puede ocurrir que los estemos lavando en exceso. Es decir, que estemos lavando nuestros amados vaqueros demasiado a menudo.

Los expertos aconsejan, de hecho, lavar únicamente los pantalones vaqueros de 2 a 3 veces al año como mucho. Por tanto, partiendo de esta base, lo mejor es intentar lavarlos lo menos posible.

Además, si los vaqueros no están tan sucios pero tienen algunas arrugas, en lugar de proceder a lavarlos lo que podemos hacer es darles un poco de vapor rápido. Ayudará, además, a deshacernos de cualquier tipo de dolor desagradable.

Y si los vaqueros tienen mal olor, estos mismos expertos aconsejan algo cuanto menos curioso: o bien colgarlos al aire libre, o bien introducirlos en el congelador durante algunas horas. ¿Por qué? Muy sencillo: las bajas temperaturas matan las bacterias; y, además, mantienen intacto el estado de los vaqueros, como si los volviéramos a estrenar de nuevo.

También ofrecen otro consejo curioso: dejarlos colgados en el baño mientras nos duchamos. De esta manera, conseguiremos que se impregnen tanto del olor del gel como del vapor del agua caliente.

Consejos útiles para los vaqueros desgastados

Cuidado con la secadora

Si además de lavarlos habitualmente en la lavadora, tienes por costumbre utilizar la secadora para secarlos, nos encontramos con un círculo tan negativo como peligroso para la salud del tejido de nuestros vaqueros.

Y es que mientras que el movimiento continuo y constante de la lavadora pueden ocasionar desgaste en el tejido, la secadora también acabará por dañar las fibras presentes en la tela.

Por tanto, como hemos visto, podríamos resumir a continuación algunos consejos útiles que te serán de enorme ayuda a la hora de cuidar tus jeans o vaqueros favoritos:

  • Lavarnos menos, a ser posible únicamente una o dos veces al año.
  • Darles la vuelta antes de lavarlos, y también durante el proceso de secado (sin ponerlos nunca directamente al sol).
  • Evitar las secadoras, siendo más adecuado que se sequen solos al aire libre.
  • A ser posible, lavarlos a mano con agua fría.
Vaqueros desgastados: qué hacer para darles más color
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar