Zapatos brillantes: cómo conseguirlo fácilmente

No hay nada peor que salir a la calle bien vestido pero con unos zapatos sucios o manchados. La sensación que transmitimos no es probablemente la más positiva, y quizá estemos brindando una imagen descuidada e, incluso, de poca limpieza o seriedad. Y no vale solo con limpiarlos, también es importantísimo saber cómo cuidarlos y mantenerlos […]

No hay nada peor que salir a la calle bien vestido pero con unos zapatos sucios o manchados. La sensación que transmitimos no es probablemente la más positiva, y quizá estemos brindando una imagen descuidada e, incluso, de poca limpieza o seriedad. Y no vale solo con limpiarlos, también es importantísimo saber cómo cuidarlos y mantenerlos en buen estado. En este sentido, ¿cómo es posible conseguir unos zapatos brillantes todo el tiempo? Descubre una rutina sencilla que te será de gran ayuda.

Zapatos brillantes

Los elementos esenciales que necesitarás cada vez que quieras tener unos zapatos brillantes

Mientras que a la hora de limpiar el cuero, un material duradero pero tremendamente sensible a la suciedad, al agua y al calor, es necesario contar con un cepillo de cuero (o de dientes), un poco de agua, jabón suave sin abrasivos y algo de crema, para limpia cualquier calzado es fundamental contar con una serie de herramientas o elementos básicos. Toma nota:

  • Betún. Existen dos tipos de betún que puedes elegir, de crema o de cera. Escoger entre uno u otro dependerá directamente del tipo de acabado que desees. Por ejemplo, un betún de crema proporcionará una menor cantidad de brillo, pero ayudará a hidratar el cuero a medida que lo absorbe. No obstante, el betún en crema también podría afectar al color del cuero. Por otro lado, el betún de cera aportará una mayor capa de brillo, cubriendo las marcas y aplicando también una capa protectora. Eso sí, es necesario hacer coincidir el esmalte o betún con el color del material del zapato que deseamos tratar, lo más cerca posible.
  • Paño de pulido. Utilizar un paño de pulido suave es fundamental para que los zapatos brillen. ¿Lo ideal? Tratar de utilizar un paño específico especialmente diseñado para la limpieza de zapatos. Pero si no es posible, puedes optar por usar una camiseta vieja.
  • Trapo limpio. Además del paño para pulir el calzado, también es esencial usar un trapo limpio para limpiar el zapato de suciedad, y para limpiar igualmente el exceso de betún.
  • Cepillo de pulido de crin de caballo. Los cepillos de crin son los mejores para cepillar el zapato, ya que han sido diseñados para conseguir un buen brillo. Además, son resistentes pero lo suficiente suaves como para no rayar el cuerpo, ayudando a elevar las fibras del mismo.
  • Cepillo de ribete. Es un tipo de cepillo, algo más pequeño, que ayudará a eliminar la suciedad y es sumamente útil para aplicar betún en áreas donde el acceso es mucho más complicado.
  • Una taza de agua. Aunque no lo creas, es especialmente adecuado para conseguir un acabado verdaderamente brillante.

Limpieza de zapatos brillantes

¿Cómo conseguir que los zapatos brillen de verdad? Paso a paso

1. Quita los cordones

Retira los cordones del zapato. Este es un paso fundamental, que en muchas ocasiones -quizá por las prisas- tendemos a olvidar. Retíralos y ponlos a buen recaudo.

2. Rellena el zapato

Para ayudarte a que el limpiado del zapato te sea mucho más sencillo y fácil, puedes insertar un poco de papel en la punta del zapato. De esta forma conseguirás que la superficie a trabajar se mantenga siempre firme.

3. Limpia el polvo y la suciedad

Utiliza un cepillo seco con el que eliminar tanto el polvo como la suciedad de los zapatos. Puedes utilizar el cepillo de ribete y un poco de agua para poder llegar a los espacios pequeños, pero asegúrate siempre de dejar que el cuero se seque por completo antes de pasar al siguiente punto. Frota el ribete con tu cepillo pequeño de cualquier suciedad o mugre.

4. Aplica betún

En el paño de pulido agrega un poco de betún o esmalte, y hazlo siempre sobre la superficie del zapato con movimientos circulares. Esto ayudará a ocasionar una fricción que derretirá ligeramente la cera, permitiendo que se extienda de forma mucho más uniforme. Si es necesario, agrega más betún. Continúa hasta que el zapato tenga un aspecto mate ceroso.

5. Continúa por el resto del zapato

No te olvides de algunas zonas igual de importantes, como por ejemplo es el caso del talón y cualquier otro lugar que fácilmente tendemos a descuidar. Deja que el esmalte se seque durante 10 minutos.

6. Lustra el zapato

Con la ayuda del cepillo de crin lustra todo el zapato. Es necesario hacerlo con movimientos rápidos, de lado a lado. Pronto empezarás a observar cómo aparece brillo.

Consejos para unos zapatos brillantes

7. Limpieza

Con la ayuda de un trapo limpio retira el exceso de cera. Debes hacerlo con paciencia en cada parte del zapato, para conseguir así un buen resultado. Antes de pasar al siguiente paso, debes esperar al menos 10 minutos.

8. Esculpe el brillo

Con un poco de agua podrías conseguir un acabado aún más brillante. Para empezar, utiliza un dedo para colocar una gota de agua sobre el zapato. Luego, con el paño de pulido frota una pequeña cantidad de esmalte en la gota de agua, en círculos rápidos y pequeños. Repite este proceso alrededor de todo el zapato.

9. Seca y coloca los cordones de nuevo

Después de acabar con el proceso, deja que los zapatos se sequen solos entre 15 a 20 minutos. Luego, una vez estén completamente secos, vuelve a colocar los cordones en su sitio.

Zapatos brillantes: cómo conseguirlo fácilmente
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar