Agua Micelar, ¿Qué es y Para Qué Sirve?

Si habéis llegado hasta aquí es porque el auge de este cosmético ha llegado a vosotros y os ha encandilado (como a todos), el agua micelar es ese producto que una vez que descubres es muy difícil sacarlo de la cabeza, porque os aseguro que ya la vais a escuchar por todos lados.

Un cosmético que si bien no lleva tantos años como otros en el mundo del cuidado facial, se ha posicionado de tal manera que ahora es uno de los más utilizados y por lo tanto uno de los más vendidos en el mercado.

Las mujeres ya la han adoptado como un imprescindible y los hombres no se han quedado atrás, ahora se han sumado al uso de este cosmético tanto como ellas, ¡una noticia maravillosa que favorecerá enormemente al estado y salud de las dermis masculinas!

No se trata de un cosmético que vaya a cambiar nuestro aspecto físico (aunque también), sino que más bien cambiará y mejorará la salud de nuestra piel, por lo que más que un cuidado estético resulta ser un cuidado esencial para un estado óptimo de la dermis.

En este artículo me gustaría hablaros plenamente de todo lo que tiene que ver con el agua micelar, qué es y para qué se utiliza mayormente, de esta forma podréis utilizarla con mucho más conocimiento y así aprovechar todas sus propiedades.

Aunque antes de comenzar, os voy a dejar por aquí una lista con las mejores lociones del mercado, estoy segura que entre ellas encontraréis vuestra fiel amiga definitiva, así que ¡manos a la obra con la búsqueda!: Las 5 mejores aguas micelares para hombres. 

Agua micelar, ¿qué es y para qué sirve?

El agua micelar, un producto esencial

Las redes sociales están repletas de personas enseñando sus rutinas diarias de cuidado facial, seguro que más de una vez la habréis visto o incluso tenéis algún referente del que os guiáis para utilizar los cosméticos. Si esto es así estoy segura que habréis oído hablar del agua micelar en cada uno de sus vídeos, ya que tal y como he puesto en el título, es un producto realmente esencial.

Es un comodín siempre que se trata de cuidar la piel y es que no es para menos, ¡en un único cosmético encontramos la presencia de varios productos!, es decir, un todo en uno que no solo limpiará la piel, sino que además será ideal para desmaquillar (si es que lo hacéis), tonificar el rostro e hidratarlo.

¿Cuántas veces habréis soñado con reducir la cantidad de botes a la hora de llevar  acabo las rutinas faciales?, seguro que en muchas ocasiones pero ¡por fin, ha llegado a vuestras manos el cosmético que lo hará posible!

Su principal función es limpiar y para ello contiene en su formulación la presencia de las queridas micelas (que hacen referencia a su nombre), unas partículas muy pequeñitas que se unen entre ellas para formar bolas más grandes y que trabajarán como un imán con la suciedad de la piel, la atraerá y la atrapará en su interior para transportarlas hasta el exterior de la dermis, de esta manera limpia y expulsa todas las impurezas del rostro.

Este cosmético destaca por ser de los más polivalentes del mercado, ya que gracias a la formulación que suele tener (cada marca decide que principios activos añadir) resulta que también se encargará de eliminar el maquillaje de una sola pasada del algodón, pero además también realizará la función del tónico (cosmético con el que se compara en multitud de ocasiones) y por último actuará como un hidratante suave.

Lo mejor de todo es que en la mayoría de las ocasiones no necesita aclarado, haciéndola una excelente opción para cualquier momento sin importar el acceso a agua corriente. Además otro de sus beneficios es que refresca la dermis al instante de ponerla, por lo que es ideal para llevar siempre un bote pequeño encima y utilizarlo siempre que queramos.

¿Se puede convertir en el único producto de la rutina facial?

Esta pregunta es sin lugar a dudas la más oída de todas las que hay alrededor de este cosmético, si es un todo en uno y cumple con la función de los demás cosméticos, ¿se puede utilizar como único paso?

La respuesta no es tan simple como parece pero no os preocupéis que la abordaré para eliminar estas dudas de vuestras cabezas, ¡atentos y tomad nota!

Se podría utilizar como único paso, y que hemos visto que cumple con varias funciones propias de una rutina completa, ahora bien, no se recomienda hacerlo por varios motivos y estos son los que vamos a ver ahora.

La función de tonificar que realiza el agua micelar es bastante básica, es decir, no se puede comparar en ningún caso con la que realiza un tónico específico, por lo tanto si estáis buscando unos resultados mucho más profesionales, mejores y más notables, lo ideal es darle a cada producto su lugar.

Lo mismo ocurre con las demás funciones y cosméticos, por lo tanto debéis tomároslo más como un método de potenciar la acción de la otra loción que como un único paso, es decir, cuanto utilicéis el agua micelar y luego el tónico estaréis potenciado esta acción y por ende consiguiendo resultados mucho mejores.

En definitiva, si podemos aprovecharemos de los beneficios de ambos cosméticos, ¿por qué empeñarnos en disminuir el aprovechamiento de propiedades?. Eso sí, si alguna vez os vais de viaje y queréis desconectar un poco y no perder demasiado tiempo con el cuidado del rostro, es una elección inmejorable el uso único de esta loción.

Así que, usémosla sola en aquellos momentos donde no tenemos otro remedio (viajes o días poco frecuentes)

El agua micelar y los tipos de piel, ¿es para todo el mundo?

Cuando hablamos de este cosmético y descubrimos que todo lo que ofrece son beneficios, todos quedamos asombrados ante ella y por lo tanto nos ponemos a buscar una rápidamente para empezar a usarla cuanto antes, pero quizás te pueda surgir una duda muy frecuente y es el hecho de pensar si esta loción será o no será realmente adecuada para todos los tipos de pieles.

La primera respuesta que os daría es que sí, el agua micelar destaca frente a otros cosméticos precisamente por su trato tan respetuoso hacia la piel independientemente del tipo de esta, al igual que no importa el género, tanto hombres como mujeres pueden usarla sin ningún problema y beneficiarse de las mismas propiedades.

Aún así siempre que se trate de cuidar de la piel, es importante que sepamos cual es nuestro tipo de piel, ya que será la única forma de conocer las necesidades de este. Las marcas cosméticas diferencian a sus aguas micelares mediante los activos principales y nosotros tendremos que ir buscando aquellos que mejor nos vengan.

Para esto tenemos que saber que existen cinco tipos de pieles diferentes, la dermis seca (aquellas con falta de hidratación y descamaciones), la grasa (exceso de sebo y untuosidad), la mixta (mezcla los principales aspectos de la dos anteriores), la normal (cuenta con un estado bastante adecuado, hidratación exacta sin caer en sensación grasa), la sensible (con predisposición a irritaciones, rojeces, etc).

Una vez que os habituéis en el grupo de piel que tengáis, será mucho más sencillo dar con aquella agua micelar que cuente con propiedades más afín a vuestras necesidades.

En definitiva, todo el mundo puede utilizar este cosmético, aunque ofrecerá resultados mucho más notables si elegimos de forma más concreta, aquella formulación que mejor nos venga.

Agua micelar, ¿qué es y para que sirve?

Cómo usar el agua micelar

Aquí viene quizás el aspecto más importante de todos, ya sabemos que es y como elegir la más adecuada pero, ¿sabemos cómo utilizarla de forma correcta? y ¿sabemos cuántos usos tiene?, todo esto lo descubriremos a continuación:

Si resulta que en el día de hoy no tienes tiempo o te encuentras sin ganas (de forma esporádica) para realizar una rutina completa profunda, no pasa nada si utilizamos el agua micelar como único paso y para ello tendremos que hacer lo siguiente:

  • Con el rostro despejado, vamos a pasar un algodón empapado en la loción, por todas las zonas del cutis sin dejar ni una sola sin pasar.
  • Si estáis maquillados podréis ver que se elimina al instante, sin embargo si no lo estáis, la suciedad se quedará en el algodón y podréis comprobar todo lo que se acumula en el rostro y es imperceptible a la vista.
  • Se deberán utilizar tantos algodones como sean necesarios, ya que  es imprescindible no pasar el algodón sucio por el resto del rostro para evitar así caer en la acción de volver a ensuciar el cutis.
  • No se debe dejar de pasar el algodón hasta que este salga completamente limpio.
  • Para finalizar, normalmente este cosmético no necesita que aclaremos la piel, pero aún así este paso dependerá de nuestros gustos, por lo tanto si preferías aclarar la dermis, este es el momento de hacerlo.

Como veis, el uso de este producto es muy sencillo, tan solo tendremos que pasar el algodón y ¡listo!, así que es muy raro que os surjan dudas en el momento que la estéis utilizando.

También podéis hacer en casa vuestra propia agua micelar y su uso será el mismo, siguiendo los mismos pasos, así que si sois amantes de la cosmética casera y queréis saber ocmo hacer una en casa de forma sencilla y rápida, os aconsejo que le echéis un vistazo a este artículo: Agua micelar casera, aprende a hacerla con pasos simples. 

¿En qué paso de la rutina debemos posicionarla?

Esta duda si que es mucho más frecuente, ya sabemos utilizarla, pero ¿sabemos cuando?, ¿detrás de que cosmético va?, esto es muy sencillo y en cuanto lo sepáis ¡ya nunca más vais a dudar!

Es muy importante que tengáis claro que esta loción siempre irá detrás del desmaquillante (si vamos a utilizarlo), aunque ya sabéis que ésta también es genial para retirar la pintura, por lo tanto se puede convertir en el primer paso de la rutina de forma muy efectiva, (esto ya será decisión de cada uno).

Y después de utilizarla, es el turno del tónico, porque ya sabéis que no se recomienda obviar el paso de este cosmético tan importante, así que no olvidéis que tonificar la piel es el paso posterior a nuestra querida agua micelar.

Es decir que su turno se encuentra entre el primer y segundo paso de una rutina, muy sencillo de recordar, ¡estoy segura que ya no lo olvidaréis nunca!

Ahora bien, ¿cómo se quedaría entonces una rutina completa?: Estos son los pasos que debemos seguir 

  1. Lo primero un desmaquillante (puede ser optativo)
  2. Lo segundo el agua micelar (que se puede convertir en el primer paso)
  3. Lo tercero el tónico
  4. Lo cuarto el sérum (también es optativo)
  5.  Lo quinto la hidratante (paso imprescindible)

Ahora bien, hay dos cosméticos que no se usan de forma diaria pero que una o dos veces a la semana deben estar en la rutina, en este caso son el exfoliante, que va justo delante del tónico y detrás del limpiador o de nuestra querida loción. Y por último la mascarilla facial que se utilizaría justo después del tónico y antes del sérum.

Con estos aspectos en cuenta, podemos llevar a cabo una rutina de lo más completa y beneficiosa, por lo tanto ¡haceros a la idea de que todos estos cuidados son necesarios para el buen aspecto de la dermis!

¿En qué momento del día se debe utilizar?

Cuando hablamos del mejor momento no hay una respuesta concreta, la realidad es que el agua micelar no tiene un límite de uso y es por ello que muchos expertos indican que la podemos utilizar siempre que queramos para cualquier fin, es decir, imagínate que vas por la calle u estas sudando mucho o que has salido del gimnasio y necesita refrescar el cutis, en este momento sería ideal utilizar unas cuentas pulverizaciones de esta loción.

Por otro lado, si hablamos de rutina facial, la frecuencia más estándar es utilizarla dos veces al día, tanto en la mañana para eliminar as células muertas del rostro, como en la noche para acabar con las impurezas que se van acumulando en la dermis.

En definitiva, no es necesario que reestructuréis vuestra vida y vuestras rutinas por utilizar este producto, ya que él se adapta a la perfección a las rutinas que realizáis vosotros, ¡utilízala mínimo dos veces al día!

Agua micelar, ¿qué es y para que sirve?

Con toda esta información espero que ya no tengáis dudas sobre lo que es, para qué se utiliza y cómo se utiliza, puesto que hemos abordado todas estas cuestiones para que os convirtáis en todos unos expertos del agua micelar. ¡Ahora solo queda que empecéis a usarla de forma correcta cuanto antes!

Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar