Cómo arreglar una cremallera atascada fácilmente

Es bastante probable que la escena que pasaré a contarte a continuación ya te haya ocurrido en algún que otro momento… Tienes una cita importante, son las 11 de la mañana y te has levantado tarde. Te duchas, desayunas y te vistes deprisa. Como hace frío te pones una chaqueta para salir rápidamente de casa y, de repente, la cremallera se atasca. No tienes el tiempo suficiente como para poder solucionarlo, y mucho menos para cambiarte de ropa. ¿Qué hacer? La realidad es que arreglar una cremallera atascada es más fácil de lo que piensas. ¿Quieres descubrir cómo? Te explicamos algunas causas básicas por las que se puede atascar una cremallera, y qué hacer para solventarlo. Cuando lo descubras, te sorprenderá lo sencillo que resulta.

Cómo arreglar una cremallera atascada fácilmente

¿Por qué se suele atascar una cremallera?

En realidad son varios los factores que pueden influir en que una cremallera se atasque. A veces, las cremalleras simplemente dejan de funcionar porque una pieza de la tela que rodea la cremallera queda atrapada entre los dientes de la misma. Es decir, sobre la “pista” sobre la que la cremallera se desliza hacia arriba o hacia abajo.

También puede ocurrir que algún diente se rompa (algo más difícil, ya que suelen ser bastante duros), o bien que uno de los dientes se doble un poco o se abra más de la cuenta. Esto último también suele ser común, en especial cuando tiendes a abrocharte la cremallera con prisas, sin mucho cuidado (efectivamente, como posiblemente nos ha podido ocurrir en el ejemplo que te hemos mostrado al comienzo de esta nota).

Cómo desabrochar una cremallera atascada, paso a paso

Con la ayuda de la punta de un lápiz

Aunque no lo creas, y suene un poco raro decirlo, lo cierto es que el grafito en la mina del lápiz es un buen lubricante seco, efectivo para conseguir que las cremalleras puedan despegarse con mayor facilidad. Eso sí, a la hora de obtener el mejor resultado, se recomienda utilizar un lápiz de madera tradicional (de los de toda la vida), en lugar de una versión mecánica, dado que será más fácil colocar el grafito en la cremallera. ¿Y cómo hacerlo? Muy sencillo, sigue los pasos que te indicamos a continuación:

  1. Frota con suavidad la punta del lápiz en ambos lados de los dientes de la cremallera, hasta que puedas ver el grafito en los dientes.
  2. Intenta ahora deslizar la cremallera en ambas direcciones, siempre con movimientos lentos y muy suaves. No intentes forzar la cremallera, puesto que esto puede acabar por dañar seriamente tu prenda de ropa.
  3. Lávate ahora las manos y limpia el grafito restante con la ayuda de una servilleta (de esta forma evitarás que la prenda se manche, o se dañe).
  4. Si aún la cremallera continúa atascada, es recomendable repetir el proceso varias veces, así hasta conseguir que la cremallera pueda moverse con facilidad.

Si aún así la cremallera todavía se encuentra atascada, es el momento de pasar al siguiente truco.

Cremallera atascada

Utilizando un lubricante doméstico (con el fin de engrasar la cremallera)

Si el truco del lápiz de madera no te ha servido, puedes probar a buscar un lubricante que tengas en casa y aplicarlo sobre la cremallera, lo que ayudará a la hora de reducir la fricción y a limpiar los dientes. ¿Y qué lubricante doméstico es posible usar? Desde vaselina a bálsamo labial, pasando por cera, jabón para los platos, un crayón de cera o una barra de jabón. ¿Y cómo hacerlo? Muy sencillo:

  1. Aplica una cantidad bastante generosa de lubricante tanto en la cremallera como en los dientes.
  2. Es recomendable tratar de mantener alejado el lubricante de la tela, o del material que lo rodea, para evitar daños y manchas innecesarias.
  3. En un movimiento suave, y lento, intenta deslizar la cremallera en ambas direcciones.
  4. Si la cremallera todavía no se mueve, repite el proceso.

Como hemos visto, con alguno de estos dos trucos es muy probable que consigamos desabrochar una cremallera que se nos ha atascado en el momento más inoportuno. Y lo podemos solucionar fácilmente si, además, se nos ha atascado en casa.

También te puede interesar